16 Feb El Papa Francisco hace suyo el mensaje de un niño discapacitado y llama a las familias a “echarle ganas”

60215160. Tuxtla Gutiérrez, Chis., 15 Feb 2016 (Notimex- René de Jesús ).- El Papa Francisco ingresó al estadio de futbol Víctor Manuel Reyna, donde sostendrá un diálogo con familias, en la parte final de su gira pastoral en el estado de Chiapas. NOTIMEX/FOTO/RENÉ DE JESÚS/FRE/REL/PAPA15/HOY/TGTZ

Foto: Notimex- René de Jesús. El Papa Francisco ingresó al estadio de futbol Víctor Manuel Reyna, donde sostendrá un diálogo con familias, en la parte final de su gira pastoral en el estado de Chiapas.

El Papa Francisco agradeció hoy a Manuel, un niño discapacitado en Chiapas, “por echarle ganas” y “echarnos ganas”, durante su encuentro con familias en su visita al estado de Chiapas.

En un evento masivo en el Estadio Víctor Manuel Reyna, Francisco indicó: “prefiero una familia herida, que trata de conjugar cada día el amor”, a una familia “en una sociedad enferma”.

Agradeció a las personas que dieron su testimonio en el encuentro, y por haber “abierto las puertas de sus casas, las puertas de sus vidas, nos han permitido estar en sus mesas”.

Agradeció a las familias chiapanecas que compartieron “el pan de las alegrías, de las esperanzas, de los sueños, frente a las amarguras, la desilusión y las caídas”.

Se dirigió a Manuel, un niño discapacitado, a quien dijo: “quiero dar gracias a tus padres, los dos, de rodillas, delante tuyo, dándote el papel… ¿vieron qué imagen es esa?, los padres de rodillas ante el hijo”.

“No olviden esa imagen”, instó a la multitud, a quienes dijo que seguramente, esa familia “de vez en cuando ellos se pelean”, pero “se aman, y lo han demostrado, que se aman y que son capaces, por el amor que se tienen, de ponerse de rodillas delante de su hijo enfermo”.

Francisco agradeció a Manuel por “esa expresión que dijiste: echarle ganas”, y aseguró que con su testimonio, “nos has echado ganas a nosotros aquí reunidos”.

“Gracias” por “regalarnos motivos para seguir apostando a la familia”, agregó, y preguntó a la multitud: “¿le echamos ganas?”, a lo que los miles de reunidos respondieron con un clamor: “sí”.

El Papa advirtió contra la precariedad que “no sólo amenaza el estómago, sino también amenaza el alma”, y el aislamiento que es una tentación “como una polilla que nos va secando el alma”.

Agregó que para combatir esa precariedad, se requieren de legislaciones que protejan y garanticen los mínimos necesarios para que cada hogar pueda desarrollarse, así como el compromiso personal, “para romper la espiral de la precariedad”.

En torno a los desafíos que enfrenta la familia, Francisco puntualizó: “prefiero una familia herida, que trata de conjugar cada día el amor”, a una familia en una sociedad “enferma en el encierro”, narcisista por el lujo y el confort.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las Noticias Más Destacadas

Post Image
Post Image
Post Image
Post Image
Open
Close

f/107.3 Más Que Radio | @1073masqueradio