02 Dic A oscuras, en la Exedra, pidieron la renuncia de EPN y Justicia para Ayotzinapa

 

Los estudiantes y ciudadanos que la tarde-noche del lunes 1 de diciembre marcharon desde la Glorieta del Quijote y desde el norte de la ciudad hasta la Plaza de la Patria, se encontraron con las luces de la Exedra apagadas. “Es una agresión”, dijeron y culparon al gobierno del Municipio de Aguascalientes y al gobierno del Estado de Aguascalientes de boicotear el acto político en el que demandaron la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto y Justicia para los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, Guerrero desaparecidos desde el 26 de septiembre.
“No importa que hayan apagado las luces, lo que importa es nuestra luz interior”, dijo uno de los oradores.
Con muchas menos personas que el #20NovMx, el acto de este #1DMX mantuvo el volumen en las consignas y los puños cortaron, otra vez, el aire fresco de la noche.
Formando un gran semicírculo frente a la Columna de Aguascalientes, los asistentes escucharon los mensajes de las representaciones de las normales de Rincón de Romos, Caña Honda, ENSFA y el CRENA; del ITA, la UAA y la Universidad de las Artes; también de diversas organizaciones civiles.
Cerca de las 18 horas, los estudiantes de ITA avanzaron por López Mateos hacia Plaza de la Patria.
Al paso de las ruinas del PRI en López Mateos y Cosío gritaron: “¡Esos son, esos son, los que chingan la Nación!”.
Simultáneamente otro contingente de normalistas avanzó desde el norte de la ciudad hasta la zona centro.
“¡Si no hay justicia para el pueblo, que no haya paz para el gobierno! ¡Peña idiota, privatiza a La Gaviota! ¡Gaviota, Gaviota, tu marido es un idiota!”, se gritó al cumplirse los primeros dos años del sexenio de Enrique Peña Nieto, cuya demanda de que renuncie fue otra de las exigencias en la marcha.
Las gargantas de los estudiantes no se secan, sus gritos son, a ratos, coreados por claxonazos de los autos que avanzan a contraflujo de la marcha.
En la Exedra, a oscuras, la protesta se vuelve, por voluntad de algún funcionario, involuntariamente para los marchistas, un acto fúnebre.
En la larga, larguísima noche del luto nacional, como en el resto del país, la demanda es para que el presidente Enrique Peña Nieto renuncie.
Es lunes y la popularidad del presidente anda en un 39 por ciento de aprobación; puede ser porque de 266 compromisos firmados solo ha cumplido 13; puede ser porque 43 estudiantes de Ayotzinapa siguen desaparecidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las Noticias Más Destacadas

Post Image
Post Image
Post Image
Post Image
Open
Close

f/107.3 Más Que Radio | @1073masqueradio