15 Sep Fiestas Patrias, paisaje de emocionado jolgorio tricolor

AgsNow_FB_promo_FiestasPatrias_matracas

Fiestas Patrias, fecha obligada en el calendario cívico mexicano, fecha imprescindible en la agenda del ocio y del jolgorio, que para eso somos buenos los mexicanos. Mejor si podemos volverla puente junto con un fin de semana.

El mejor homenaje que podemos dar a los “Héroes que nos dieron Patria” no es gritar ¡Viva México! sino gritar la otra versión del grito esa de ¡Viva México ca…nsados! para que los mariachis recuperen fuerzas y sigan amenizando la fiesta. Y si, la versión más mexicana, esa se las dejo para que ustedes la griten a todo pulmón.
Festejar las Fiestas Patrias también es recorrer el paisaje de la gastronomía mexicana: pozole verde, blanco o colorado; tortas ahogadas; huaraches, pambazos o quesadillas con y sin queso; sopes, tlacoyos o tortas de tamal; guacamayas o un bolillo con crema, cueritos y chile jalapeño; mole, verde, rojo, negro o manchamanteles, con pollo deshebrado, guajolote o de espinazo de puerco; tacos dorados, flautas o salbutes; fajitas o arrachera; carnitas de cerdo o cecina; machaca con huevo; tortillas de maíz o de harina de trigo.
Y para que la comida baje y se limpie la garganta antes de dar El Grito, un mezcal, un tequila o una charanda; una raicilla o un sotol; tepache o alcohol de caña; agua de jamaica, de pepino o de horchata. ¡Salud!
México es un caleidoscopio de costumbres antiguas y vicios modernos. De hombres a caballo que portan orgullosos el traje de charro mientras hacen el paso de la muerte porque si la vida no vale nada hay que jugársela en la manga de un lienzo charro o debajo del balcón llevando serenata.
Tientan a la muerte las hermosas escaramuzas de rostros serios que conducen el caballo en cruces interminables de matemática precisión, mientras lucen trajes multicolores que pintan líneas en el aire caliente de la tarde de fiesta charra.
A lo largo del país, 260 águilas de cantera marcan el camino de Hidalgo, la peregrinación dolorosa del Padre de la Patria que la cargó en sus espaldas y la llevó a conocer el país, nuestro país tan saqueado y tan entero todavía.
Ser patriota es extender una bandera mexicana sobre el cofre de la camioneta y acelerar hasta volverse un punto tricolor en el infinito; izar una bandera en la azotea de la casa, junto al tinaco o soplarle a un rehilete de tricolores hojas.
Ser patriota es corear los nombres del panteón cívico mexicano con un sonoro ¡Viva! Si, vivan los héroes que nos dieron pretexto para la fiesta y el folclor.
¡Ah, las Fiestas Patrias! Verdes, blancas, rojas. Nos estremecemos de emoción al gritar ¡Viva México! Y nuestro júbilo patriótico estalla en el cielo fresco de la noche en una cascada de fuego tricolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las Noticias Más Destacadas

Post Image
Post Image
Post Image
Post Image
Open
Close

f/107.3 Más Que Radio | @1073masqueradio